Jalisco

Capital: Guadalajara
Gentilicio: Jalisciense
Altitud: 1,540 msnm
Población 2010: 7’350,682 habitantes.
División Política: 125 Municipios
Regiones: 12
Costas: 341.93 Kms. de litoral
Jalisco quiere decir “Sobre la arena” y se constituye como la tercera entidad federativa con una mayor población y un polo importante de actividades económicas, comerciales y culturales.

Se cuenta con elementos suficientes para suponer que la aparición formal de los primeros asentamientos humanos en el occidente de México se remonta hace 7 mil años.
Para su estudio, la evolución cultural en esta región ha sido dividida en dos etapas a partir del inicio de la agricultura y el asentamiento en aldeas, hacia el año 1500 antes de nuestra era.

La primera etapa abarca un poco más de 2000 años y se caracteriza por la adopción de la vida en las aldeas, así como la práctica de la agricultura que se sumó a la caza y a la recolección. La vida sedentaria les permitió dedicarse a otras actividades como la fabricación de cerámica, la práctica de ceremonias religiosas y funerarias, y del trueque.
De esta época datan las tumbas de tiro, esta manifestación cultural se presentó únicamente en el occidente de México y en Sudamérica; El territorio del actual estado de Jalisco estuvo habitado por diversas etnias: bapames, caxcanes, cocas, cuachichiles, huicholes, cuyutecos, otomíes, nahuas, tecuejes, tepehuanes, tecos, purépechas, pinomes, tzaultecas y xilotlantzingas. Otros autores mencionan también a pinos, otontlatolis, amultecas, coras, xiximes, tecuares, tecoxines y tecualmes.

En el siglo XVI, a la llegada de los españoles, los habitantes de la región noroccidental de México, en general, fueron sometidos pacíficamente a la autoridad de la corona hispana.
Para lograr la conquista de esta región se realizaron varias expediciones durante el primer tercio del siglo XVI, incursionando en estas tierras Cristóbal de Olid (1521), Alonso de Avalos (1521), Juan Álvarez Chico (1521), Gonzalo de Sandoval (1522), Francisco Cortés de San Buenaventura (1524), y Nuño Beltrán de Guzmán (1530) acompañado de Pedro Almíndez Chirinos y Cristóbal de Oñate.

Con la empresa de Nuño de Guzmán, da principio la colonización neogallega y casi termina su conquista cuando toma posesión de las tierras situadas al margen derecho del Río Lerma, el 5 de junio de 1530, dándole el nombre de Conquista del Espíritu Santo de la Mayor España, a los territorios sometidos por él y sus capitanes.

El 4 de diciembre de 1786, Carlos III expidió la ley titulada “Real Ordenanza para el establecimiento e instrucción de intendentes de ejércitos y provincia en el reino de Nueva España”, mediante la cual se estableció en el virreinato el sistema político-administrativo de intendencia, que se mantuvo hasta las primeras décadas del siglo XIX. Con este sistema, Nueva España se vio dividida en 12 intendencias y tres provincias.
Al finalizar el siglo XVIII, la Nueva Galicia alcanzaba una extensión territorial de más de 9,600 leguas cuadradas, pobladas por más de medio millón de habitantes, y divididos en 27 jurisdicciones.
Para principios del siglo XIX, hacia 1804, la población neogallega estaba dividida fundamentalmente en cuatro grupos, estos eran: españoles, criollos, mestizos e indios.
Además de las llamadas castas, que se formaban con las personas de sangre mezclada.
En los primeros años del siglo XIX, se comienzan a manifestar los primeros brotes de emancipación en las colonias españolas, entre los factores que determinaron esta nueva etapa en territorio americano destacan las siguientes: la vieja oposición entre criollos y peninsulares, las ideas de la Ilustración, y la invasión napoleónica a España.
Desde 1810, la Nueva Galicia se convirtió en escenario de cruentas y decisivas batallas en pro del movimiento que dio la independencia a Nueva España. Entre los levantamientos que se dieron en territorio neogallego se pueden nombrar: el levantamiento de San Miguel de Culiacán en 1533; en el año de 1538, la rebelión de Coaxicori; en 1541, la rebelión de los tecoxines y de los caxcanes; en este mismo año ocurrió la lucha y toma de El Mixtón.

La guerra de Independencia había comenzado el 16 de septiembre de 1810, unos días después las primeras noticias de la sublevación llegaron a Guadalajara al mando de José Antonio Torres, el “Amo Torres”, iniciando su empresa por Sahuayo, Tizapán el Alto, Atoyac y Zacoalco de Torres.

El 4 de octubre de 1810, Torres se había presentado ante Miguel Hidalgo, quien lo comisionó para incursionar por Nueva Galicia y apoderarse de Guadalajara. Tal cometido supo cumplirlo cuando, el 11 de noviembre, el insurgente entró triunfante a Guadalajara.
El 29 de noviembre de 1810, promulgó el decreto de abolición de la esclavitud. A fin de organizar al gobierno insurgente, Hidalgo creó los Ministerios de Gracia y Justicia, y la Secretaría de Estado y del Despacho, también nombró un representante plenipotenciario de México en territorio estadounidense. Por disposición de Hidalgo empezó a publicarse “El Despertador Americano”, primer periódico tapatío y primero también en propagar las ideas de la insurrección; con este hecho nace la prensa al servicio de la causa insurgente, destacando en este medio un notable ideólogo mexicano: Francisco Severo Maldonado.
Cuando Iturbide abdicó, se formó el Supremo Poder Ejecutivo, con Pedro Celestino Negrete, Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria, pero como no se convocó de inmediato a un nuevo Congreso, para que la nación se constituyera como República Federal, las autoridades de Guadalajara reclamaron enérgicamente el cumplimiento del Plan de Casa
Mata.

Estos acontecimientos aunados a la tradición de autonomía de la Nueva Galicia, alimentada por la interrupción del pacto colonial y la tradición monárquica, explican por qué el 16 de junio de 1823, la Diputación Provincial de Guadalajara se proclame a favor de la adopción del sistema de República Federal, como forma de gobierno, adelantándose a la respuesta del Congreso General de 1824.
El 16 de junio de 1823, es la fecha en que se conmemora el nacimiento del Estado Libre y Soberano de Jalisco. Su capital es la ciudad de Guadalajara, la cual ha conservado este rango desde el siglo XVI hasta nuestros días.
Jalisco fue escenario de enfrentamientos entre los ejércitos constitucionalistas y villistas, pero estos no afectaron de manera sensible las estructuras internas de la entidad.
Desde 1823, Jalisco se mostró siempre resuelto a resistir los embates en contra del Federalismo, su completa adhesión a esta forma de gobierno quedó de manifiesto en la constante y enérgica defensa que siempre hizo de él, teniendo como cimiento de su posición los principios de soberanía y libertad mismos que inspiran desde 1915, la reorganización de su vida política, social y económica, dando prioridad a la autonomía municipal, concebida ésta como el principio fundamental de la libertad política de un país.
El 5 de febrero de 1917, fueron recogidos estos principios en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cerrando para Jalisco, la etapa de su consolidación como Estado.

Jalisco cuenta con una amplia variedad de costumbres y tradiciones. Es un estado muy mexicano, muchos símbolos que nos identifican a México a nivel internacional tienen su origen en el estado de Jalisco, como lo son la charrería, el mariachi y el tequila.

LA CHARRERIA

No hay tradición más representativa de Jalisco que la charrería, bella fiesta en que los charros o jinetes típicos mexicanos, realizan suertes con la reata ya sea a caballo o a pié, para demostrar su valor y arrojo... Ante la gran necesidad de tener quien ayudara en las labores del campo, en faenas como el pastoreo del ganado y su manejo en los corrales, se permitió a los mestizos, y aún a los indígenas, montar para colaborar en esas tareas, siempre y cuando lo hicieran vestidos de gamuza o cuero, lo que con el tiempo vino a formar el traje típico de charro. Después de un tiempo se conformo como un deporte; nacen las Asociaciones de Charros y los lienzos comienzan a competir en las famosas Charreadas, donde el jinete realiza varias disciplinas a caballo. Ahora esta la Asociación Nacional de Charros que esta conformada por los equipos y asociaciones de charros estatales, llevando a cabo una vez al ano en diferentes ciudades del una de las fiestas mas mexicanas, orgullosamente de origen jalisciense.

EL MARIACHI

Quién no ha oído alguna o muchas veces las notas de los sones jaliscienses interpretadas con alegría y gran maestría por el mariachi; o quién no tiene algún recuerdo que le revive el escuchar al mariachi entonando canciones rancheras que hablan de amor y sentimiento. Los primeros mariachis no eran como los conocemos actualmente; no se utilizaban trompetas en la orquestación y sólo se oían las cuerdas de la vihuela, la guitarra y e guitarrón en sus interpretaciones; la letra de una canción popular dice que el mariachi es de Cocula y de Tecalitlán los sones, más parece que la historia nos lleva a los Altos de Jalisco, específicamente al Municipio de Teocaltiche, como probable cuna del mariachi primitivo. Como quiera que sea, el mariachi, que representa a México mundialmente, vestidos a la usanza charra, aunque en la charrería los colores negros, frecuentemente usados por los mariachis solo se llevan para velorios y bodas, nació en Jalisco y hoy es válido para ellos cualquier gama colorida en sus trajes, similares a los de charro, con botonaduras y aplicaciones en metal que le dan un atractivo especial a este orgullo de nuestro Estado.

EL TEQUILA

Seguramente no existe una bebida más representativa de Jalisco y que más guste al paladar propio y extraño que el Tequila, magnífica fermentación a partir de la piña del agave azul, que produce una bebida alcohólica de gran nobleza, cuerpo y delicioso sabor El Tequila nace en Amatitán, Jalisco, aunque es en el pueblo de Tequila donde se da su crecimiento y el que le da no sólo el nombre, sino la denominación de origen por la que ninguna bebida producida fuera de esa área puede ser llamada así. Cabe mencionar que la producción de tequila, a diferencia de lo que se ha manejado románticamente en algunos textos, no existía desde la época prehispánica, ya que la destilación es un proceso traído a nuestras tierras por los españoles y desconocido hasta entonces por los naturales de la región. En cualquier caso, el resultado es lo importante y sin duda es muy grato y exitoso, ya que la primitiva prohibida bebida colonial llamada “sangre de conejo” fue mejorada hasta llegar a la excelencia, teniendo hoy tequilas de gran calidad y excelentísimo sabor y pureza. La trilogía de la música de mariachi, entonada mientras los charros se enlazan en una aguerrida lucha de habilidades durante una charreada, mientras se disfruta de un buen Tequila, es sin duda, una estampa representativa de Jalisco y sus tradiciones, que ha trascendido fronteras.

Jalisco aporta platillos que han logrado un reconocimiento dentro de la gastronomía nacional e internacional, algunos de los platillos más famosos y gustados del estado son: Comida.- Gorditas y sopes de maíz en todo el estado; enchiladas de mole en todo el estado; borrego al pastor de Tapalpa; birria de Cocula; menudo y pozole en todo el estado; birria de chivo de Ciudad Guzmán; charales en la ribera de Chapala; tortas ahogadas de Guadalajara; tamales en todo el estado.

Bebidas.- La raicilla de la región de la costa; ponches de frutas en todo el estado; tequila del centro del estado y de la región de los altos; la tuba de Autlán de Navarro; mezcal en todo el estado; tepache en todo el estado; aguamiel en todo el estado; las "cazuelas" de Ocotlán y La Barca; atoles en todo el país; rompopes de Sayula y Tapalpa; tejuino de la región centro; pajaretes en todo el estado.

Dulce típicos.- Los dulces de leche de Chapala y la región de los altos;Las cocadas de la región costa; cajetas de leche quemada de Sayula; rollos de guayaba de Atenguillo y Mascota; palanquetas de nuez de Ciudad Guzmán; queso de tuna de Ojuelos de Jalisco; mangos y ciruelas en almíbar de San Cristobal de la Barranca; alfajor de San Juan de los Lagos; cajeta de membrillo de Ixtlahuacán de los Membrillos y Valle de Guadalupe; dulces de tamarindo de la región costa; buñuelos de Guadalajara y la zona de los altos.

Destinos turísticos

Algunos de nuestro lugares que puedes visitar